27.3.13

María Patrona


El arte se reconoce en todo el mundo, es un medio dinámico y subjetivo que tiene la capacidad de adaptarse a un entorno y proponer cosas maravillosas y versátiles.

Si me preguntan a mi, yo veo arte en casi todo lo que me rodea; en los colores de las flores, en la forma de las sillas, en la textura de los cuadros, en la mirada de dos enamorados, o simplemente, en el bit de una canción; como yo, también hay otros artistas que se rodean de cosas que los inspiran a crear a través de su muy particular forma de percibir el arte. 

Raúl Escobedo no es la excepción; este diseñador a tenido encuentros con muchos de esas experiencias de los que yo hablo, aprendiendo lo mejor de cada una y así poder llegar a lo que es hoy como diseñador.

Desde pequeño estuvo en contacto con la producción y tratamiento de pieles para calzado en donde su padre trabajaba. Ya desde niño vivió en un entorno dedicado al curtido de pieles y al manejo de las mismas para crear diferente tipo de piezas. Eso no fue todo ya que en medio de esta enseñanza indirecta, viviendo con su familia en León, se mudó con su padre al Distrito Federal para estar cerca de él, y de alguna manera, apoyarlo en todo lo que estaba haciendo en ese tiempo.

Raúl siempre tuvo un gusto por el arte y al acabar la preparatoria se fue a Francia a estudiar el francés para poder estar mejor preparado para realizar sus estudios universitarios en el extranjero y poder aprender Historia del Arte; en ese nuevo entorno se amplio su visión a un gusto mas específico el cual comenzó a desarrollar cuando, al regresar a México decide entonces irse a Italia a estudiar Fashion Business en el Istituto Marangoni. Su amor por el diseño se hizo cada vez mas grande y posteriormente continuó sus estudios en el Instituto Europeo de Diseño donde estudio Fashion Comunication.

"Desde pequeño siempre me visualicé viviendo en Europa y el haber estudiado allá me dio la posibilidad de vivir mi sueño. El mundo se volvió mas pequeño ya que tuve la oportunidad de conocer gente de diferentes lugares y pude aprender de sus culturas y forma de ver la vida." Raúl Escobedo

Algo que me encanto de Raúl es su sed por conocer y por absorver todo lo que esta a su alrededor. Al terminar sus estudios se fue a viajar por Centro América donde pudo ver el poder adquisitivo de otros países y pudo entender el consumo de la moda. Algo súper interesante que me contó, es que la gente sabía mucho sobre las grandes marcas en el mundo de la moda, pero que de su propio entorno no sabían nada ya que no había algo de calidad que le diera competencia a esas marcas internacionales.

Después de un tiempo y de haber estado trabajando en México, Raúl regreso a Milán para hacer su maestría, en donde enfocó su investigación en el mercado de lujo en Hong Kong. Esto le permitió viajar varías veces a ese país para poder entender el mercado de la moda y su funcionamiento en lo que se refiere a la mercadotecnia de cada marca.

"Mi networking me ayudó a hacer las relaciones que tengo hoy en día, el entender el mercado en el mundo me hizo estar más preparado para el lanzamiento de mi propia marca y de alguna manera la exigencia que llevo en la elaboración de cada uno de mis diseños es propositiva y competitiva porque el mercado de la moda así lo pide." Raúl Escobedo

En Enero del 2012 nació su marca María Patrona, donde Raúl pudo desarrollar su pasión por las bolsas y productos de piel. Para él, siempre existió la necesidad de crear algo mexicano que los europeos pudieran combinar con otras cosas. Sus diseños buscaban encontrar ese diseño con detalles que reconocieran la esencia mexicana, cuidando esa linea entre lo moderno y propositivo, evitando que sus productos cayeran dentro de lo "folclórico" o kitch y que proyectara la visión de un México más global y contemporaneo.

El nombre de la marca esta inspirada en la época del Porfiriato, en donde encontramos la esencia mexicana junto con la francesa. En ese tiempo podíamos ver a las señoras con un toque mas sofisticado, manteniendo esos detalles mexicanos en tocados en los peinados o accesorios que reflejaban nuestras raíces. María Patrona es una marca con ese toque europeo, en donde encontramos que cada pieza es única ya que cada bordado esta elaborado a mano sin ningún patrón definido.

Es lindo saber que alguien te recuerde lo especial que eres y en este caso, los diseños de María Patrona buscan identificarse con la mujer que busca detalles únicos en cada accesorio que usa. Para Raúl, es muy importante que surja el amor entre ellos porque hace que el producto final se vuelva más especial y único.

Para él, cada una de nosotras somos únicas en el mundo y merecemos algo que nos distinga de las demás! No podríamos estar más de acuerdo ¿Verdad?






Fotografía / Photography Danny Hernández
Modelo I / Model I Tamara Ache
Modelo II / Model II Cecilia Flores
Maquillaje / Make up Anae Uribe